EL PORTEO Y LA PAREJA. INCLUSIÓN Y EQUILIBRIO

//EL PORTEO Y LA PAREJA. INCLUSIÓN Y EQUILIBRIO

Cómo el Porteo equilibra la balanza en la crianza del bebe.

Para entender cómo llegar al equilibrio o un punto similar debemos entender el gran desequilibrio ya existente e inherente a la crianza y se trata de la necesidad de seguridad y tranquilidad que el bebe reclama.

Durante la gestación la madre desarrolla un vínculo muy fuerte con el bebe que finaliza parcialmente en el momento del parto, y digo parcialmente ya que es algo que perdurará toda la vida.  Es la relación madre niño que se desarrollará en los primeros años de vida y el molde de sus futuras relaciones sociales.

Éste vinculo tan poderoso da paso posteriormente al desarrollo del apego a través del contacto constante con el bebe. El bebe necesita mantener una proximidad física con su madre como manera de garantizar su supervivencia y además necesita de una repuesta emocional. Por lo tanto la madre debe estar disponible y ser capaz de atender emocionalmente, esa es la clave de un apego seguro.

Pero el bebe lo único que ya conoce, que reconoce como seguro y le tranquiliza es el cuerpo de la madre, es el lugar que garantiza su supervivencia y cuando se aleja de él llora ante el riesgo de no sobrevivir de otra manera. Como podéis comprobar ésto desequilibra la balanza completamente y nos encontramos a nuestra pareja deseosa de participar pero agobiada y frustrada ya que cuando tiene en brazos al bebe no se calma igual y enseguida vuelve a la madre. Por otro lado nos encontramos madres que necesitan respirar y no es posible ya que la carga es intensa.

¿Cómo el Porteo Influye favorablemente?

La base en todo momento es el contacto. Es a través de éste que se potenciará el vínculo materno y se desarrollará el apego con la madre y a través del mismo favorecemos el apego con nuestra pareja o cualquier adulto que sea un cuidador de referencia para el bebe.

Entonces, ¿que tiene de diferente que mi pareja le coja en brazos o le portee?

Cuando porteamos estamos creando un entorno muy similar al intrauterino, un entorno que le ha dado lo que ha necesitado durante la gestación y le ha aportado tranquilidad, seguridad y confort. Por lo que cuando le porteamos la presión, el calor, el contacto en casi todo el cuerpo, los latidos del corazón … le están aportando sensaciones que ya reconoce y le tranquilizan.

De manera paralela no sólo equilibra la balanza si no que se va creando otra figura de apego ya que a través de éste contacto prolongado se nos permite estar sincronizados a los ritmos de nuestro hijo y estar atentos a los detalles de su comportamiento. De ésta manera podremos entender que es lo que necesita y actuar consecuentemente. Estamos creando otra figura de apego. Cuantas más figuras de apego mejor, cuantas más figuras que tranquilicen al bebe mejor, cuantas más figuras que le den seguridad y atiendan sus necesidades mejor.

De ésta manera el porteo hace que sea muy inclusivo con nuestra pareja.

La díada mama-bebe es muy poderosa y necesaria pero que encuentre en nuestra pareja otro cuerpo que le aporte seguridad, tranquilidad y confort no tiene precio.

 

 

 

 

 

¡Hola! Soy Bea. Me siento extraña cuando me presento como asesora o instructora de porteo, ya que no dice gran cosa. Quizá te podría ser de más ayuda el saber que desde 2011 me dedico a la formación en el porteo seguro. Si algo me gusta destacar sobre lo que hoy soy, es la experiencia que te da la vida y en ella, están mis hijos. Mientras iba y venía con ellos en brazos he aprendido que lo único que necesitan es que estemos ahí con ellos, dándoles todo nuestro amor.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.